958 134 755

Todos aquellos que tenemos perros sabemos que cuando llegamos a casa el primero en recibirnos con una alegría extrema es nuestro perro. Incluso en la residencia canina pasa. Llegan sus dueños a recogerlos y ellos no pueden ocultar la felicidad que sienten al verlos dando saltos, corriendo como locos o incluso llorando de emoción. Hoy os vamos a contar porqué los perros se alegran cuando llegamos a casa.

El neurólogo Greory Berns, catedrático de la Emory University Sochool of Medicine de Atlanta, ha sido el primero en descubrir, a través de pruebas sin sedación, porqué los perros reaccionan de esa manera al ver a miembros de su familia.

Sus experimentos han sido publicados en el libro How Dogs Love Us donde el científico cuenta cómo mediante el olor de diferentes fragancias, los perros distinguen quiénes son de su misma especie y quienes no. Concretamente el olor familiar de un humano les provoca una reacción de recompensa en el cerebro que podría explicar porqué se ponen tan felices cuando nos ven.

“Los perros aman a sus humanos, y no sólo por la comida”

Para entender este comportamiento debemos saber cuál es el origen de los perros. La teoría más aceptada es que los canes descienden de los lobos. Se cree que los más sociables empezaron a relacionarse con los humanos hace unos 10.000 – 15.000 años, separándose de su grupo genético y formando una nueva especie: los perros.

Una forma que tienen los lobos de comunicarse con la manada es lamiendo la cara de su compañero que sirve para reforzar lazos u obtener información. Algo que los perros continúan haciendo con los humanos. “Una manada de lobos es como una familia, normalmente está formada por la madre, el padre, los cachorros y algunos hijos que todavía no se han independizado.” ¿Nos ven los perros como parte de su familia? Eso creo” asegura Jessica Hekman, autora del blog DogZombie, en el magazine io9.

Pensar que los perros nos quieren sólo por la comida es un error. Formamos parte de su manada y está demostrado que “aman la compañía de los humanos en sí misma”, asegura el científico Berns.

via GIPHY

A los peludos no podemos explicarles cuándo vamos a volver o porqué nos vamos de casa. Giorgo Vallortigara, neurocientífico de la Universidad de Trento, explica que el perro siente cariño por sus dueños y es feliz cuando se encuentra con ellos. “Para el perro la separación son su dueño no es voluntaria, es siempre antinatural que alguien “abandone” la manada”, afirma. “Los saludos exagerados que se pueden observar en muchos perros tienen que ver con el hecho de que no han aprendido todavía a aceptar la posibilidad de una separación no voluntaria”, asegura el neurocientífico.

Está claro que los perros nos adoran y por ello tenemos que demostrarles que nosotros también les amamos pasando más tiempo con ellos, jugando o haciendo ejercicios. Al fin y al cabo, ellos nos van a querer todos los días, durante el resto de sus vidas, independientemente de las veces que salgamos de casa.

¿Cómo te saluda tu perro cuando llegas a casa? 🙂

Vía: AnimalesMascotas / io9